Día a día estamos expuestos a caer en fraudes cuando utilizamos nuestras cuentas digitales. Conocé los 5 tipos de fraudes por Internet más comunes para que estés alerta en todo momento.

Con el pasar del tiempo, el uso de plataformas digitales, para reemplazar lo que antes se hacía de forma presencial, está creciendo cada vez más. Un claro ejemplo es que hoy en día se puede pagar sin contacto o sin efectivo a través del celular. Sin embargo, con el avance de la tecnología, también aumentan los distintos tipos de fraudes por Internet. Por eso, te contamos cuáles son las 5 estafas por Internet más comunes y cómo evitarlas

5 tipos de fraudes por Internet

Los fraudes por internet, también llamados ciberdelitos, son acciones que afectan o abusan de una computadora o un dispositivo conectado a una red. El objetivo principal de estos criminales no es dañar tu computadora, sino obtener dinero a partir de los datos que encuentre en ella. Existen distintos tipos de ciberdelitos:

tipos de fraudes por internet

1. Phishing (suplantación de identidad)

El Phishing es un tipo de ciberdelito donde un delincuente se hace pasar por conocidos, empresas, plataformas de e-commerce o instituciones financieras para robar datos personales y bancarios.

Esta estafa consiste en crear un sitio web falso similar al de empresas legítimas. Luego, a través de un correo electrónico, mensajes de texto o de WhatsApp, envían un enlace que dirige a estos sitios web falsos y solicitan datos sobre sus víctimas. Esta información queda guardada y el delincuente la utiliza para sus propios beneficios. 

2. Recibos bancarios falsos

Este tipo de delito consiste en crear un recibo falso a nombre de entidades financieras grandes y enviarlo a sus clientes. Las personas, al recibirlo, hacen clic ahí para realizar el pago que en realidad, será transferido a la cuenta de los estafadores

3. Descarga de un software malintencionado 

Una descarga de un software malintencionado puede ocurrir al navegar por sitios web sospechosos o incluso al hacer clic en enlaces recibidos de correos electrónicos desconocidos. 

En estas situaciones puede pasar que el usuario, sin darse cuenta, descargue alguno de estos programas maliciosos, donde el delincuente tendrá acceso a su información privada.

4. Vishing (llamadas falsas de un Call Center)

En este caso, la estafa se realiza a través de una llamada telefónica o por email dice ser el centro de Atención al Cliente de una empresa. En esta llamada, el delincuente recolecta toda la información que le proveas como: números de tarjetas, número de cédula, entre otros, con el fin de extraer dinero de tus cuentas bancarias y vulnerar tu seguridad.

5. Estafas en compras por Internet

Al hacer compras por Internet, siempre hay que hacer una doble revisión al vendedor para asegurarse de que sea una persona confiable. En este tipo de estafas, un vendedor falso ofrece un producto a un precio increíblemente bajo o promete beneficios como el envío gratuito o la entrega al día siguiente sin ninguna intención de cumplirlos.

Cuando el usuario hace la compra y el pago es procesado, el producto nunca es entregado y tampoco hay forma de ponerse en contacto con el vendedor para pedir un reembolso.

Ahora que conocés los distintos tipos de fraude por Internet, estarás más atento al momento de recibir algún mensaje, enlace o llamada. Conocé algunas formas para evitar estafas por Internet.

Si te interesó este artículo, podés leer: