En Mercado Pago celebramos las buenas acciones de las personas que viven con espíritu navideño y les regalamos lo mismo que devolvieron a otros, en su cuenta Mercado Pago. ¡Conocé a Sebastián!

La Navidad es una gran oportunidad, por eso en Mercado Pago celebramos las buenas acciones de héroes anónimos que en 2021 cambiaron la vida de otros con un simple y enorme gesto. Tal es el caso de Sebastián Melo, un taxista de Mar del Plata que no dudó ni un segundo en devolver los 2 millones de pesos que encontró. 

Una historia de empatía sobre ruedas

Sebastián es peón de taxi. Pasa arriba del auto unas 14 horas diarias desde hace 15 años. A comienzos de 2021, en medio de una temporada bastante floja, se subió a su auto una pasajera con cuatro bolsas de supermercado. 

Charlaron sobre temas generales y al llegar a destino, la señora pagó, tomó sus bolsas, saludó y bajó del auto. Como es su costumbre, Sebastián esperó que entrara a su domicilio para arrancar y salir nuevamente en busca de otro pasajero. 

Siguió derecho un par de cuadras y al doblar, escuchó un ruido en la parte trasera del auto. Frenó, miró hacia atrás y vio que la mujer se había olvidado una de las bolsas. La tomó, miró que había adentro y se llevó una sorpresa. 

Lo que hizo después es lo que motivó a Mercado Pago a considerarlo como uno de esos héroes anónimos que merecen ser reconocidos por dar el ejemplo. 

Mercado Pago celebra las buenas acciones

En la bolsa de la señora había mucho dinero. Luego Sebastián sabría que eran 2 millones de pesos, pero en ese instante sintió que no podía perder un minuto más. Dio media vuelta y se dirigió, nuevamente, al domicilio en el que su pasajera había ingresado. 

¡Mirá en este video la historia y la sorpresa para Sebastián!

Nunca lo dudó: tenía que devolverle ese dinero cuanto antes. “Mi hijo tuvo que someterse a varias cirugías de corazón y mucha gente nos ayudó en esa situación. Por eso entendí que lo mínimo que tenía que hacer en este caso era devolverle el dinero a la señora”, le explicó tiempo después a la prensa. 

Cuando la mujer abrió la puerta, Sebastián notó que estaba pálida y llorando. Agradecida y conmovida por su gesto, le pidió que pasara. “Me agradeció mucho y me dio una propina. Hice lo que correspondía”, recordó Sebastián, y contó que la señora le contó su historia personal, que inmediatamente le hizo pensar en la suya. 

Sebastián y su esposa Valeria son padres de León, que en el momento en el que transcurrieron los hechos tenía 2 años y 7 meses. Para ese entonces, León ya había enfrentado tres operaciones de corazón en Buenos Aires. “Si yo no subo al auto no me entra plata, y necesitaba quedarme un año y medio allá con él. Mis amigos y mis familiares hicieron un bono contribución con premios, para ayudarnos, y se vendieron 1.000 números en cuestión de horas. Con eso fueron ayudándome económicamente mientras estaba en Buenos Aires. Estamos muy agradecidos a ellos y a toda la gente que colaboró sin conocernos”, explicó en una entrevista.

Y agregó: “Me enseñaron que las cosas se consiguen trabajando, nunca sacando ventaja”. 

Si bien Sebastián no pensó en ningún momento en sacar rédito de la situación y no considera que su gesto haya sido heroico, esta Navidad en Mercado Pago queremos celebrar a los que viven con espíritu navideño cada día y realizan buenas acciones de forma desinteresada. Por eso, decidimos devolver el gesto depositándole el mismo monto que devolvió a la pasajera, en su cuenta Mercado Pago.

¿Por qué? Porque reconocer los esfuerzos de las personas es también motivarlas para que sigan tomando buenas decisiones. Hoy, más que nunca, te deseamos una feliz e inspiradora Navidad. 

Vos también podés ayudar

Queremos que el espíritu solidario se multiplique alentando las buenas acciones. Porque esta Navidad lo que hacés cuenta te invitamos a ayudar a cinco ONG que luchan por la erradicación de la pobreza en Argentina.

Ingresá al Botón Donar de tu cuenta Mercado Pago y colaborá con Fundación Banco de Alimentos, Techo Argentina, Fundación Multipolar, Haciendo Camino y ASOCI.AR

Conocé otras historias que nos inspiraron: