Por haber tenido un gran gesto y devolver el dinero que encontró perdido, en Mercado Pago reconocemos a María. 

Por haber tenido un gran gesto y devolver el dinero que encontró perdido, en Mercado Pago reconocemos la solidaridad de personas como María, quien encontró dinero, lo devolvió y ayudó a un merendero. En esa dirección, decidimos celebrar su acción inspiradora depositándole el mismo monto en su cuenta Mercado Pago.

Pelearla todos los días

Desde que se declaró la pandemia la vida de todos cambió. Y, para muchos, significó además la pérdida de trabajo o una dificultad mucho mayor para conseguir uno. María Miranda se encontraba dentro de este grupo de personas: se ganaba la vida como empleada doméstica, su marido hacía changas y su hijo mayor trabajaba como árbitro de fútbol. Sin embargo, las primeras medidas dispuestas para frenar el alcance del COVID-19 los dejaron sin posibilidades de trabajar. 

Ella vive con su esposo y dos de sus cuatro hijos, uno de los cuales padece problemas renales y necesita una alimentación especial. Estos motivos la impulsaron, en plena pandemia, a buscar la manera de salir adelante. 

A continuación te contamos la historia del gran gesto que tuvo María, por el que en Mercado Pago quisimos reconocerla. 

¡Escuchá a María y conocé su historia!

De la sorpresa a la acción

El hecho ocurrió en mayo de 2020 en Roldán, una ciudad del sur de Santa Fe que se encuentra a 25 kilómetros de Rosario, en el departamento de San Lorenzo. Cerca de una garita de colectivos, a la vera de la ruta 9, María encontró un maletín. Lo tomó, lo llevó a su casa e intentó abrirlo con un destornillador y, como no pudo hacerlo, su marido terminó abriéndolo con una amoladora. 

Adentro encontraron decenas de sobres blancos que llevaban el membrete de una empresa de Maciel, una localidad ubicada en el centro sur de Santa Fe.  Cuando abrieron uno de los sobres observaron que tenía 10 mil pesos. 

Nunca imaginaron que en total había un millón de pesos. Ante el descubrimiento, María y su familia quedaron impávidos. Fue Agustín, uno de sus hijos, quien rompió el silencio: “Tenemos que devolverlo”, y todos los demás estuvieron de acuerdo. 

En otro de los sobres había una partida de nacimiento y decidieron buscar a la persona que figuraba en ella a través de las redes sociales. Así, finalmente dieron con los dueños del maletín, una pareja de empresarios de Maciel, que al día siguiente viajaron hasta la casa de María, en Roldán. 

Un final inesperado

Luego de una amena charla con los dueños del maletín, en la que María se enteró que el millón de pesos era para pagar el sueldo de los empleados de la empresa, les contó que había tomado algo de plata de uno de los sobres para comprar comida. El matrimonio entendió la situación y le preguntó si necesitaba algo más, a lo que ella respondió que alimentos para sus hijos.

Cuando insistieron en darle más ayuda, María recordó a Jonatan Mansilla, un muchacho que abrió un comedor comunitario para ayudar a personas como ella y su familia. Le dijo al matrimonio que si podían hacer algo más, entonces, ella prefería que ayudaran a su comedor. Así fue que, al día siguiente, un taxi llegó hasta su casa para entregarle dinero para el comedor donde meriendan 150 niños y niñas por día, y se brindan 200 raciones de comida, mientras que ella y su familia recibieron alimentos durante un par de meses. 

Ser solidaria es lo más importante

Que María se haya acordado de Jonatan en aquel momento no fue casual. Cuando ella y su familia se mudaron a Roldán, a fines de 2018, tuvieron varias dificultades, entre ellas económicas, y en ese momento apareció aquel muchacho para darles una mano. 

“Muchos me dijeron que cómo se me ocurrió devolver ese dinero teniendo tantas necesidades. No hubiéramos podido usarlo sabiendo que no era nuestro. Nos queda la alegría de que con nuestra ayuda pudimos lograr que muchos chicos tengan un plato de comida y una taza de leche”, le contó María a la prensa. 

Esta no fue la primera vez que María devolvió dinero por lo cual su historia es aún más inspiradora. Además forma parte de la asociación Manos Solidarias y se encarga de dar de comer y ayudar a quienes lo necesitan.

En Mercado Pago reconocemos la solidaridad y celebramos las buenas acciones como la de María, por eso le devolvimos el gesto depositándole el mismo monto que regresó en su cuenta Mercado Pago.

Vos también podés ayudar

Queremos que el espíritu solidario se multiplique alentando las buenas acciones. Porque esta Navidad lo que hacés cuenta te invitamos a ayudar a cinco ONG que luchan por la erradicación de la pobreza en Argentina.

Ingresá al Botón Donar de tu cuenta Mercado Pago y colaborá con Fundación Banco de Alimentos, Techo Argentina, Fundación Multipolar, Haciendo Camino y ASOCI.AR

Conocé otras historias que nos inspiraron