Gestioná tus finanzas y empezá a generar un ahorro con estos consejos prácticos.

Una buena salud financiera requiere de un cierto equilibrio entre los ingresos y gastos de una persona, pero también de la posibilidad de ahorrar, aunque sea un poco por mes. Como todo en la vida, saber guardar dinero para utilizarlo en el futuro necesita de entrenamiento y constancia. Plantearte pautas diarias que te permitan crear una rutina de ahorro y objetivos también puede ser de gran ayuda. 

¿Querés agarrar ritmo? A modo de inicio y para que juegues como un experto, te proponemos estos 5 hábitos que te ayudarán a lograr ahorros en un tiempo récord:

  1. Aprender a gastar. ¿Qué valor tiene el café que tomás todos los días en el bar de la esquina? ¿Podés reemplazarlo por uno hecho en tu casa? Muchas veces, los gastos que implican “darse un gusto” son los más difíciles de evitar. Es importante establecer prioridades: ¿Son más importantes esas vacaciones que tanto deseás o unas nuevas zapatillas, aunque ya tenés otro par? También podés economizar en transporte: usar la bicicleta o probar con la caminata cuando las distancias sean cortas, opciones que, además, resultan un ejercicio sano y sustentable. Te acercamos algunos consejos para manejar tus gastos hormiga, esta nota.
  2. Presupuesto mensual. Esto es de gran ayuda porque te muestra con claridad cuánta plata ingresa en tu cuenta (sueldo, ingresos extras y/u otros) y cuánto gastás anualmente (consumos fijos como alquiler, crédito, cuotas, servicios, etc.). Además, podés sumar un promedio de gasto en alimentos (revisando el historial de tus compras mensuales es posible sacar un estimativo y tratar de respetarlo o, incluso, bajarlo economizando en tus compras), ocio (es útil estipular una cantidad de comidas afuera por mes), y regalos, entre otros. Por último, lo ideal es establecer un ahorro programado: puede ser un 5% de tus ingresos mensuales o un 10%; lo importante es que el monto sea sostenible en el tiempo y que no ponga en juego tu economía. Amigate con los números y ponelo en práctica. Acá te proponemos algunas ideas para armar tu presupuesto mensual. 
  3. Servicios y tarjetas a tu medida. Hoy existen múltiples opciones para pagar tus compras, instalar Internet y/o contratar un servicio de telefonía. Destiná un tiempo para analizar con detenimiento cada posibilidad y evaluar cuál se adapta mejor a tu economía (mirá acá cómo hacerlo a través de Mercado Pago). Aunque parezcan “invisibles”, estos ahorros “inteligentes” pueden aumentar tu presupuesto en poco tiempo. 
  4. Establecer objetivos y compartirlos. El ahorro con un fin es muy útil porque te permite visualizar la meta fácilmente: te querés comprar un televisor más grande; cuanto más ahorres, más rápido lo vas a poder hacer. Compartir tus metas con tu familia o amigos hace la tarea aún más sencilla porque el grupo suele estimular y, de algún modo, alentar el ahorro para lograr el objetivo. 
  5. Amigarse con la tecnología. Las plataformas digitales ofrecen muchos beneficios. Gracias a las billeteras virtuales que te permiten visualizar tus consumos y hasta obtener descuentos en tus compras, hoy podés planificar mejor tus compras, gestionar tus finanzas y hacer un ahorro. Con tu cuenta Mercado Pago podés seguir tus movimientos, enterate cómo en esta nota

Otro buen hábito que siempre tiene que estar presente es evitar endeudarte para que no se compliquen tus finanzas. Conocé cómo saldarlas cuanto antes, sin dejar que los intereses te compliquen el camino.

¿Ya estás motivado? No esperes más y tomá el control para ahorrar más y mejor.