Con la Ley de Alquileres cambiaron las reglas entre inquilinos y dueños. Conocé las claves para anticiparte y tomar la mejor decisión. 

El alquiler es uno de los principales gastos fijos que tenemos por mes. Y si bien en el último tiempo las reglas entre inquilinos y dueños cambiaron, estamos acá para contarte que alquilar y ahorrar es posible.

Lo primero que es importante que sepas es que la Ley de Alquileres entró en vigencia para los contratos realizados desde julio de 2020 y estipula, entre otras cosas, un aumento anual que se establece sacando un promedio entre la inflación y el salario. 

Claves a tener en cuenta para alquilar y ahorrar

  1. Renovación. Conociendo el valor que tendrá el alquiler del lugar donde vivís los próximos 12 meses vas a poder ahorrar y de esta forma tener un “colchón” para el año entrante, así como organizar el resto de tus gastos fijos. Acá, te acercamos una herramienta para armar un presupuesto mensual que seguro te va a servir. Además, recordá que el Índice de Contrato de Alquiler te permite conocer cuál va a ser el aumento por año. Anticipate y revisalo ingresando en este link. 
  2. Mudanza. ¿Tenés ganas de mudarte? Para planificar la búsqueda de un nuevo hogar sin costos extras es importante evaluar el costo de las expensas, la ubicación y los medios de transporte disponibles, y el valor de la garantía que tenés que pagar, entre otras cuestiones. Además, si ya estás alquilando hace más de seis meses, recordá dar un preaviso al propietario por lo menos tres meses antes, para no pagar multa. 
  3. Gastos mensuales: Impuestos y deudas corren por cuenta del propietario (por ejemplo, el impuesto municipal y el inmobiliario). Mientras que los gastos mensuales (luz, agua, sueldo del encargado y limpieza) los paga el inquilino. Si hubiera gastos extraordinarios, como arreglos o cambio de matafuegos, se hace cargo el dueño de la propiedad. Algo clave para organizar tu plata es controlar que no se te pasen los vencimientos de los servicios. Conocé acá cómo pagar las 24 horas sin moverte de tu casa.
  4. Evitar gastos innecesarios. Lo primero que hay que saber es que el dueño no puede pedirte pagos adelantados de alquiler salvo el abono de un mes y el depósito en garantía para el ingreso. Para ganarle a la inflación una buena estrategia es evitar los gastos hormigas que de a poco van comiendo tu plata y que podés combatir siguiendo los consejos de esta nota
  5. El colchón. Si llegaste hasta acá y pudiste hacer un panorama de tus finanzas y gastos, lo recomendable es generar un ahorro de emergencia, es decir, un monto fijo por mes (puede ser el 10% de tu sueldo) para cualquier contingencia. Para lograrlo podés contemplar que el alquiler no supere el 25% a 30% de tus ingresos, tener controlados tus gastos en ocio (comidas, salidas, etc.), y ahorrar aprovechando promociones y descuentos en tus gastos de supermercado.