¿Informado, paciente, impulsivo o equilibrado? Tus compras te definen y estos consejos te ayudarán a maximizar tus pesos a la hora de ir al súper.

El comportamiento al momento de comprar es clave para tomar mejores decisiones con tu plata. Hay compradores informados, previsores, que esperan el momento preciso para adquirir ese producto que estaban esperando hace tiempo, pero que sabían que iba a estar al 50% de su valor original por el cambio de temporada. 

El perfil de comprador paciente, a su vez, es aquel que se cuida al momento de comprar y se enfoca en adquirir bienes de primera necesidad.

Otro grupo, el impulsivo, compra el producto sin pensarlo dos veces, porque no quiere perder su tiempo “investigando” opciones, haciendo evaluaciones. Vive el presente.

Un modelo más de comprador es el equilibrado: busca que la relación precio-calidad sea adecuada. Si un producto está de moda y con alta demanda, no lo compra. Pero si vale la pena gastar un poco más en algo que promete larga vida, ni lo duda.

Además, los compradores pueden ser digitales. Este grupo se informa todo lo que puede, primero, a través de videos, foros, revuelve en Instagram a ver cuántos seguidores tiene la marca y qué comentarios hacen sus clientes. Luego, compra por Internet, elige la opción de envío a domicilio y se asegura de que el paquete esté en su puerta para disfrutar de la compra cuanto antes sin moverse de su casa.

Atención a los más “clásicos”: este es su perfil. Al contrario del grupo digital, hay una comunidad de compradores tradicionales que para comprar, necesitan ver. Pueden usar la web como soporte: hacen ahí el calentamiento previo antes de salir a la cancha y observar el producto con sus propios ojos a ver si cumple con sus expectativas.

Changuito y a la bolsa

Para todo tipo de comprador, aquí, una guía infalible para ir al supermercado, ser eficiente con los gastos y lograr un ahorro:

  • Calculadora en mano y abriendo bien los ojos se pueden evitar algunas promociones –que no son tan ofertas como parecen a simple vista–, y aprovechar otras que sirvan más: a veces los productos con 2×1, 3×2 o 50% de descuento en la segunda unidad, por ejemplo, salen igual o más que los de otras marcas.
  • Conocer la distribución en el súper es clave: en general, los supermercados organizan la distribución de sus productos de forma estratégica para atraer a los consumidores. En los pasillos interiores se suele colocar la mercadería “irracional”, es decir, los snacks, productos de bazar, hasta ropa y elementos deportivos. Por eso, lo ideal es ir siempre al fondo, donde están los alimentos y productos de primera necesidad. Mirá bien las estanterías: a veces, los insumos más económicos no están a la altura de los ojos. 
  • Almacenar es otra de las herramientas del éxito. Los alimentos no perecederos, de higiene y limpieza resultan ideales para “stockear” y ganarle a la inflación.
  • Lista, bendita tú eres. En papel, a través de una aplicación o con una nota en el celu: es fundamental planificar las compras pensando en las comidas semanales, más aún en el contexto actual. Según un estudio realizado por la consultora Kantar para conocer cómo se comportan los consumidores argentinos durante la pandemia, el 87% de las personas encuestadas toman decisiones de compra más planificadas. Es casi imposible gastar de más con esta fórmula.


Ahora que tenés la información, identificá tu perfil para encontrar oportunidades de poner en práctica estos consejos y hacer compras más eficientes.