¿Querés tener una plata extra y no sabés por dónde empezar? Nosotros te ayudamos antes de tomar la decisión.

El tiempo vale oro. Saber cómo aprovecharlo es clave para quienes quieren sumar un ingreso extra a sus bolsillos. Pero ahí es cuando surge el problema: ¿Cómo puedo generar mensualmente esa platita de más?

Si no sabés por dónde empezar, no te preocupes, estamos para ayudarte a tomar la mejor decisión.

El primer problema que suele presentarse es no tener en claro qué hacer: ¿Vender remeras? ¿Comida casera? ¿Arreglar ropa o hacer reparaciones hogareñas? Tirás mil ideas al aire y, por algún motivo, nada te convence. 

Te acercamos una guía para tener a mano antes de invertir tu plata. Son preguntas que te van a orientar para conocer lo que mejor se ajusta a vos y a tus posibilidades.

¡Dar ese primer paso no es fácil! Pero acá vamos…

  • ¿Qué disfruto hacer? 

Si elegís algo que te dé placer (como cocinar, por ejemplo), se te hará más fácil después. Si es un rubro o actividad que no te gusta podría volverse una carga.

  • ¿En qué me destaco? 

Si no se te viene nada a la mente, estas preguntas te pueden orientar: ¿Tenés facilidad para  las manualidades? ¿Para arreglar cosas? ¿Qué problemas podés resolver que, por lo general, los demás no pueden? 

  • ¿Cuánto tiempo voy a invertir en generar esa plata extra? 

De ser posible, armá un cronograma de trabajo siguiendo estas preguntas: ¿Le vas a dedicar todos los días? ¿Tres veces por semana? ¿Una vez por semana? ¿Cuántas horas? ¿Cómo vas a hacer para combinar tu nuevo emprendimiento con tu trabajo actual?

  • ¿Cuánta plata puedo invertir? 

Tené en cuenta que lo que inviertas es para generar un ingreso extra. No debería ser un monto que complique tus cuentas mensuales. Acá te contamos cómo hacer un presupuesto para organizar tus ingresos y gastos, así sabés con cuánto contás. Si creés que este emprendimiento puede ser tu fuente principal de ingresos en un futuro, podés ajustar un poco el cinturón y tomar el riesgo de invertir un poco más.

  • ¿Qué riesgos estoy dispuesto a asumir? 

Si querés vender artesanías, probablemente no tengas que comprar muchas herramientas. En cambio, si vas a estampar remeras y necesitás una máquina para eso, el riesgo será más grande por el tipo de inversión que se necesita. Pensá que a mayor inversión, mayor el riesgo, ¿hasta qué monto estarías dispuesto a “perder”?

Evaluá con qué emprendimiento te sentís más a gusto y cuáles son tus posibilidades frente a los riesgos.  

  • ¿En cuánto tiempo voy a recuperar la plata?

Como te contábamos recién, invertir tu plata en un emprendimiento conlleva un riesgo, porque la forma en que se recupera la inversión depende del éxito del negocio, de la dedicación, del contexto y, también, ¡de la suerte!

Por ejemplo, si hacés artesanías probablemente tardes menos en recuperar lo que invertiste ya que no necesitás más que los insumos básicos para arrancar. En cambio, si tenés que comprar un horno especial para tu emprendimiento de cocina, además de los insumos, tendrás que recuperar la inversión que hiciste en la máquina.

Elijas lo que elijas, ¡esperamos haberte ayudado!