Lo primero es decidirse a hacerlo, definir objetivos y evitar compras innecesarias. Descubrí más consejos en esta nota.

Tomar la decisión de ahorrar en 2021, aunque sea algo mínimo, parece difícil pero no es imposible si seguimos algunos consejos. ¿Por dónde empezar? Antes que nada, seguro hay gastos que se pueden recortar, porque no son importantes y necesarios. La falta de objetivos en el mediano plazo también puede limitar tus planes de ahorro. 

Por eso, la primera recomendación es anotar todos tus gastos. Saber cómo usás tu plata, tomando en cuenta tus ingresos, es muy importante. Te recomendamos un ejercicio. La próxima vez que estés por comprarte algo en el kiosco, tomate dos segundos y preguntate: ¿Y si mejor espero a llegar a casa y guardo esa plata? Así, vas a poder destinar lo que te guardaste en otros planes. 

Lo segundo es organizar tus gastos y un presupuesto a tu medida. ¡Con un cuaderno y una lapicera es más que suficiente! Una vez identificados tus gastos, podés dividirlos en categorías. Por ejemplo: alquiler, transporte y supermercado. Luego, a cada uno le asignás un presupuesto. ¡Eso sí! No te olvides de incluir el ítem ahorro. 

Por último, hacé un pequeño esfuerzo y recortá lo innecesario, ¡a futuro te lo vas a agradecer!  Ahora que ya sabés bien cuánta plata usás para cargar la SUBE y cuánta para comprar mercadería en el súper, podés agarrar la tijera y recortar aquellos gastos que sean prescindibles para que el camino hacia un ahorro sea más rápido y seguro.

Nunca te olvides que ahorrar es un hábito indispensable en tu vida. Y así como nos pasa con muchas cosas, se trata de ir paso a paso. A lo mejor lleva un poco de tiempo, pero vale la pena. 

Ahorrar te puede servir para…

  • Darte un gustito
  • Salir con amistades a tomar algo
  • Comprarte un par de zapatillas o ropa nueva 

¡No pierdas un segundo más, comenzá ahora!